RFC genérico para público en general y extranjeros

El RFC genérico lo vamos a implementar es ciertas circunstancias en la que los compradores no tienen registro ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), es habitual que, a la hora de querer generar una factura para un cliente en un establecimiento, dicho cliente no cuente con la clave RFC del SAT, mismo que es requerido para poder emitir la factura.

Es más, también las ventas donde el cliente no requiere o no te solicita su factura, también se reporta ante el SAT, así que lo mismo, se ocupa un RFC y, por si fuera poco, hay extranjeros que evidentemente no cuentan con un RFC, sin embargo, es necesario declararlo ante el SAT, para solventar todos estos casos es que, se utiliza el RFC genérico, tema que abordaremos en seguida.

Un RFC genérico lo podemos reconocer también por el nombre de RFC genérico público en general o RFC genérico nacional, de cualquier modo, se le suele llamar, ahora bien, no debemos confundirlo con el RFC con homoclave que viene en la Cédula de Identificación Fiscal (CIF), ya que este último, se compone de 13 elementos

Los primeros 10 elementos se obtienen mediante unas reglas, pero los últimos 3 dígitos se corresponden; 2 a la homoclave y el último al dígito verificado, este RFC es único, individual e irrepetible para cada ciudadano de México.

En contra parte al RFC irrepetible de cada persona, el RFC genérico se utiliza o emplea de manera más puntual y común, en la generación de facturas, cuando, el cliente o la persona en cuestión, no ha tramitado su incorporación al Servicio de Administración Tributaria (SAT) o incluso personas morales sin registro o personas extranjeras.

¿Qué es el RFC genérico?

RFC genérico
Código de RFC genérico para público en general o nacional y RFC genérico para extranjero, para que implementes en tus facturas.

El RFC genérico es una clave o código universal de 13 elementos, que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), nos permite emplear en la emisión de facturas, para personas nacionales (XAXX010101000) o extranjeras(XEXX010101000) que no estén dadas de alta en el SAT, requieran o no factura.

¿Cuándo se utiliza el RFC genérico para público en general?

Este RFC genérico o nacional, es empleado en una circunstancia muy específica, por ejemplo, si realizamos una venta, y, la persona no está registrado en el SAT o de igual manera, si no nos pide factura, en estos casos, como responsables, debemos de utilizar el RFC Genérico siguiente: XAXX010101000.

¿Cuándo usar el RFC genérico para extranjero?

En ocasiones pasa que nuestros clientes tienen sus compañías o empresas en el extranjero, entonces, al ser de otro país no mexicano, no pueden registrarse en el SAT, sin embargo, podemos utilizar en nuestras facturas el RFC genérico para extranjero: XEXX010101000.

Imprimir RFC SAT sin contraseña

El Registro Federal de Contribuyentes al que más comúnmente conocemos en México como RFC, es una clave única por medio de la cual el Servicio de Administración Tributaria (SAT) identifica a cada uno de los millones de mexicanos que laboran en el país, por tal motivo es que habitualmente se busca imprimir el RFC del SAT sin contraseña, para efectuar los trámites donde se ocupa este RFC.

Para ahondar más profundamente sobre el trámite para Imprimir el RFC gratis, puedes hacerlo desde www.reimprimirrfc.com, con una guía muy completa y detallada.

Imprimir RFC SAT sin contraseña

Antes de continuar, también debemos tener presente que el RFC compuesto por 13 dígitos para persona moral y 12 para persona física, se asocia a cada ciudadano de México, mediante el registro de un perfil único en la página oficial del SAT (sat.gob.mx), en dicho registro, se te asigna un usuario (RFC con homoclave), junto con una respectiva contraseña, misma que te servirá para imprimir el RFC con homoclave cuando lo necesites.

Ahora bien, si la impresión del RFC se realiza accediendo al portal del SAT, mediante tu usuario y contraseña que te proporcionan al momento de generar tu alta o registro en el sistema, entonces, ¿cómo puedo imprimir mi RFC sin contraseña?, para darte una respuesta concreta, te invitamos a que sigas leyendo más abajo.

¿Cómo Imprimir el RFC del SAT sin contraseña?

La respuesta más corta y sin sencilla es, “No puedes imprimir tu RFC SAT sin contraseña”, más, sin embargo, con esto no queremos decir que, ya nunca vas a poder imprimir tu RFC gratis, sino que más bien, lo que tendrás que hacer es, llevar a cabo alguno de los métodos que te proponemos para que puedas obtener la reimpresión de tu RFC.

Recuperar tu contraseña de acceso

Para poder imprimir tu RFC si no cuentas con la contraseña, es necesario recuperarla o restablecerla, para lo cual la misma página del SAT pone a tu disposición un formulario para que puedas hacerlo, a continuación, te dejamos los pasos necesarios para recuperar tu contraseña SAT.

  1. Abre la página para restablecer la contraseña aquí: https://www.siat.sat.gob.mx/PTSC/auth/faces/pages/restablecer/recuperarContrasenia.jsf, al igual que nosotros, selecciona que no cuentas con firma electrónica y posteriormente, introduce cuidadosamente tu RFC con homoclave en donde te lo piden, además, también introduce las letras de la imagen, en el campo correspondiente y presiona “Aceptar”.
    ¿Cómo Imprimir el RFC del SAT sin contraseña?
  2. A continuación, deberás completar la información adicional que el mismo sistema te ira solicitando, de esta manera ten por seguro que podrás recuperar tu contraseña del SAT y así podrás imprimir el RFC gratuitamente de ahora en adelante y cada que lo necesites.

Imprimir el RFC gratis en una oficina del SAT

Como ya te veníamos diciendo a lo largo de este artículo, la impresión del RFC es gratis, no es necesario pagar por este trámite, tal que, para imprimir la Cédula de Identificación Fiscal con RFC con homoclave sin contraseña, bien sea porque la perdiste, no la recuerdas, etc. Bastara con acudir presencialmente a una de los cientos de oficinas que el Servicio de Administración Tributaria pone a tus órdenes.

Ahí mismo, cualquiera de los agentes que se encuentran para atenderte, te brindara ayuda para restablecer tu contraseña y así logres reimprimir el RFC con homoclave, para lo cual, basta con que lleves una identificación fiscal, agendes una cita y finalmente te presentes el día y hora indicado.

Recomendaciones a tener en cuenta

Para que luego no estés desesperando queriendo imprimir el RFC SAT sin contraseña, te aconsejo que una vez que tengas tu RFC con homoclave y contraseña, estas credenciales de acceso, las guardes junto con tus documentos importantes y, además, guardes un respaldo en tu computadora o teléfono móvil, de tal manera que, si en algún momento requieres de ellas, puedas tener un rápido acceso.

Muchas veces necesitamos efectuar uno de tantos trámites en México, de manera inmediata y si nos ponemos a imprimir el RFC justo en ese momento, es posible que no logremos realizar nuestro trámite a tiempo, por eso también les aconsejo tener una reimpresión del RFC en físico, prevenida para ser usada al instante.

Disfruta de créditos con tu RFC

A lo largo de muchos años, se ha llevado registro de todas las actividades económicas que hacen parte dentro del territorio mexicano, en el sistema implementado por el Servicio de Administración Tributaria, donde cada contribuyente presenta sus declaraciones y cumple de manera puntual las obligaciones fiscales que sus actividades le confieren.

Todos los ciudadanos, tanto los dueños, socios y colaboradores, como los empleados de un comercio, empresa o industria deben realizar su proceso de inscripción en el RFC, éste código es su identificación ante el SAT y debe ir incluido en todas las acciones ante el fisco. Hacerlo no tiene ningún costo, actualmente es un proceso bastante automatizado que puede hacerse en poco tiempo.

No obstante, formar parte de este registro también conlleva oportunidades y beneficios para todos los ciudadanos. Sobre todo, para aquellos ciudadanos trabajadores que deseen optar por créditos para facilitar su adquisición de bienes.

¿Dónde puedes optar por créditos con tu RFC?

El reconocido Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) es uno de los que se esfuerza por brindar a los trabajadores mexicanos las herramientas y medios que necesitan para aumentar su patrimonio.

Apoyando a familias e individuos de todo el país, la institución en cuestión ofrece variados paquetes de créditos para viviendas, permitiendo cubrir las necesidades de todos los trabajadores, adaptándose a cada uno de ellos. Al inscribirse y crear una cuenta desde su portal web oficial, se puede tener acceso a todos sus servicios.

Dentro de los requisitos para la inscripción, se solicita que el trabajador ingrese su código RFC, por lo que es importante tenerlo a la mano y vigente. También puede ser necesario al momento de solicitar algún servicio del Infonavit.

La institución pone a disposición de los ciudadanos registrados los servicios de profesionales, desde el ámbito de la asesoría, para ayudarlos a elegir el mejor crédito según sus condiciones. Este servicio es totalmente gratuito.

De igual manera, al serle otorgado uno de los créditos, el trabajador cuenta con respaldo legal por parte de los abogados del instituto ante cualquier reclamo, problema o inconveniente legal.

Por esta razón, al momento de registrarse en el RFC, es bueno pensar en todos los beneficios que podemos obtener de dicho proceso, pues es considerado un requisito importante que agiliza y facilita en muchos aspectos los trámites que necesitamos llevar a cabo a diario dentro del país.

La importancia del RFC

La importancia del RFC

En el Registro Federal de Contribuyentes se lleva registro puntual de todas las actividades fiscales que se realizan día a día dentro de la República mexicana. Este sistema regulado por el Servicio de Administración Tributaria otorga un código a cada uno de los contribuyentes para identificarse cuando realicen sus declaraciones correspondientes.

La obtención de este documento es un procedimiento muy sencillo que consta de una preinscripción a través del portal web del SAT, y que luego requiere de una asistencia a alguna de sus oficinas para finalizar la inscripción y recibir el paquete de documentación correspondiente.

Cualquier ciudadano mexicano mayor de edad puede realizar la inscripción en el RFC, no necesariamente se exige que se participe en una actividad económica lícita que confiera obligaciones fiscales. Se puede obtener el documento sin tener que pagar los impuestos de las actividades englobadas.

¿Cuál es la importancia del RFC?

Es sumamente importante para el equilibrio socioeconómico del país que este sistema lleve registro y administre los impuestos que se generan a diario por los contribuyentes, de esta manera, se colabora con la inversión en sectores públicos de la nación para el beneficio de todos los habitantes.

Asimismo, el RFC funciona como un documento de identidad que es solicitado en diversas instituciones, dependencias y comercios, facilitando la obtención de bienes y servicios.

En el área laboral, muchas empresas e industrias solicitan de forma obligatoria que sus empleados tengan este código, pues al momento de declarar los sueldos y salarios otorgados a cada uno de ellos se debe incluir como dato.

Los trabajadores, por su parte, pueden inscribirse en institutos que le brindan herramientas para obtener viviendas, créditos, bienes inmobiliarios, como lo es en el caso del Infonavit. De igual forma, pueden obtener productos bancarios como tarjetas de crédito, entre otros.

Cualquier ciudadano que cuente con su código RFC puede comenzar a formar su propia empresa en cualquier momento, esto facilita en gran medida el cumplimiento de este objetivo, siendo un gran impulso para los mexicanos emprendedores.

Para esto, sólo se necesita acceder a la página web oficial del Servicio de Administración Tributaria o alguna de sus oficinas para notificar la iniciación de las actividades económicas, y que el organismo en cuestión otorgue las obligaciones fiscales correspondientes. Entonces, se le otorgará una firma electrónica, y junto con su Cédula de Identificación Fiscal podrá comenzar a emitir las facturas y registros necesarios para sus declaraciones.